Este es uno de los tratamientos más innovadores. Sus propiedades lo hacen idóneo para aportar mucha luminosidad a la piel, además de hidratarla y regenerarla. Comenzaremos con una exfoliación para eliminar las células muertas, una mascarilla de oro para que sus propiedades penetren dentro de los poros y un suave masaje. Precisamente, su contenido en oro puro de 24k que posteriormente, penetra dentro de los poros de la piel es lo que le hace tan irresistible.

  • Al aplicar el oro en la piel, se produce un aumento del flujo sanguíneo acelerando la producción de colágeno.
  • Consigue atenuar las arrugas de la piel gracias a su capacidad de regeneración celular.
  • Ralentiza la pérdida de elastina.
  • Es antioxidante, combate los radicales libres.

Duración del tratamiento: 90 minutos.