Se trata de un cómodo y eficaz programa que combina el peeling con la solución transepidérmica -ambos exclusivos para la zona periocular- logrando unos resultados acumulativos y visibles desde la primera sesión.